Cosas que me gustan de Hillary Clinton: el aplomo que demostró cuando su esposo, siendo presidente, la humilló, teniendo sexo oral con una becaria en la casa de gobierno: no actuó como una mujer despechada, sino como una estadista; la fortaleza de carácter que puso en evidencia cuando perdió las primarias con Obama y no se retiró de la vida política; que no sea rencorosa ni mala perdedora y terminase sirviendo en el gobierno del hombre que le aguó la fiesta el 2008; que sea una firme defensora de los derechos de la mujer; que le quepan las complejidades del mundo en la cabeza; que estuviese a favor de invadir Pakistán de madrugada para dar de baja a Bin Laden y aconsejase a Obama en tal sentido, contrariando a Biden, quien sugería no entrar porque el riesgo era muy alto; que esté a favor del libre comercio; que sea inequívoca en condenar los abusos de Putin; y que, como apuntó su rival en un debate, nunca tire la toalla y sea una guerrera indesmayable.

Cosas que no me gustan de Hillary Clinton: que destruyese sospechosamente tantos correos electrónicos que debió entregar a las autoridades y sin embargo prefirió borrar, dando la impresión de que algo malo ocultaban; que usase su cargo como secretaria de Estado para hacer favores políticos a los gobiernos, individuos y bancos que donaban cuantiosas sumas de dinero a la fundación Clinton; que permitiese que su marido, el ex presidente, a cargo de la fundación, recibiera dinero de gobiernos despóticos que oprimen a las mujeres y las privan de sus derechos, lo mismo que a las minorías sexuales; que no sea transparente y honesta y no se ciña a las reglas y protocolos, como ocurrió cuando usó un correo personal para leer secretos de Estado; que, por un lado, sea capaz de perdonar a su marido por ser un mujeriego, y, por otro lado, sea capaz de demonizar a su rival al punto de describirlo como un asaltante sexual por ser un mujeriego; que considere racistas, tontos, prejuiciosos, ignorantes y deplorables a los hombres y mujeres que piensan votar por su contrincante, gentes a las que no les va bien y sueñan con que alguien las redima de sus frustraciones; que haya sido primera dama y virtual copresidenta durante ocho años y, sin embargo, no le parezca suficiente y el ego le pida al menos cuatro años más durmiendo en la Casa Blanca; que, si gana, su marido vuelva a ocupar la Casa Blanca, un honor que no sé si merece, después de las fechorías que cometió en ella; que haya sido blanda, complaciente, incluso amigable con la dictadura de Cuba, dándoles oxígeno a los Castro; que no haya sido severa con la dictadura de Venezuela; que pida un aumento de impuestos para todos los que ganan más de doscientos mil dólares al año; que propugne un incremento de impuestos a todos los que ganan más de un millón al año; que sueñe con convertir a su país en una suerte de Estado de Bienestar europeo, donde los individuos y las empresas terminan pagando en impuestos casi la mitad de lo que ganan; que no haya hecho lo suficiente para impedir que el matarife Assad mate centenares de miles de personas en la guerra civil siria, sin ordenar que la aviación norteamericana destruya a su par siria antes de que la aviación rusa tome control de la conflagración y continúe diezmando a la población civil inocente; que se oponga a hacer públicas sus conversaciones privadas en los correos que destruyó y, al mismo tiempo, use para fines políticos las conversaciones privadas que le grabaron a su rival, jactándose de ser un mujeriego indelicado; que, durante su mandato como canciller, un embajador norteamericano fuese emboscado y asesinado por los terroristas, sin contar con la protección adecuada que debió dársele aun si él se oponía a ella; y que a pocos días de las elecciones esté siendo investigada por el FBI por posible conducta criminal.

Cosas que me gustan de Donald Trump: es un capitalista que sabe crear riqueza y dar empleo; ha tenido éxito como conductor de televisión, siendo la televisión un negocio despiadado donde es muy arduo tener éxito; ha gastado decenas de millones de dólares de su propia fortuna en su aventura política; no le tiembla el pulso para tomar decisiones difíciles, por ejemplo declararse en quiebra para luego reflotar su imperio; paga el mínimo de impuestos que la ley le obliga, y no el máximo que podría pagar; sabe mandar; tiene el ego como un rascacielos, de otro modo no se sobrevive en política; entiende que la política es una guerra y no un juego de ajedrez y por consiguiente es brutal y despiadado con quienes le atacan; es un prodigioso vendedor de sí mismo; es un hombre de negocios curtido en el arte de pedir cien para firmar setenta; y es un ganador que no pide perdón por serlo.

Cosas que no me gustan de Donald Trump: que sea tan ignorante; que sea un patán; que tenga un carácter tan explosivo; que no sea capaz de entender que los millones de inmigrantes indocumentados son una fuerza positiva que enriquece la economía y el tejido social, salvo los criminales que por supuesto merecen ser deportados; que insista en construir un muro en la frontera sur, lo que sería una pérdida de tiempo y dinero; que no parezca entender las complejidades de la política global y las simplifique de un modo un tanto pueril; que elogie a un dictador enemigo de este país como Putin; que esté en contra del libre comercio y sea proteccionista; que instale entre sus partidarios el culto a la personalidad y la adulación exenta de crítica; que no parezca tener una mínima curiosidad intelectual para aprender las muchas cosas que ignora; que insulte a la prensa; que pierda el tiempo peleando con personas con las que no debería enemistarse, como un héroe de guerra, la familia de un soldado caído en el campo de batalla, o una ex reina de belleza que engordó unas libras; que a menudo parezca un caudillo latinoamericano y no un político refinado del primer mundo; que ataque a sus enemigos con mezquindad y grosería, por ejemplo enrostrándole a su rival los desafueros sexuales que cometió su esposo, el ex presidente; que convierta la verdad en una elástica goma de mascar que estira, mastica y escupe cuando se le acaba el azúcar; que no sepa pedir disculpas cuando se equivoca; que exagere tanto sus virtudes y minimice sus defectos; que no sea siquiera creíble como un caballero o una persona de honor; y que sea capaz de confundir el botón nuclear con un pezón.

Hechas las sumas y las restas, me temo que no puedo votar por ninguno de los dos. Votaré, creo, por el libertario Gary Johnson. Será un voto de protesta.

13 pensamientos acerca de “Un voto de protesta

  1. yani portillo

    Jaime, Mas claro ni el agua! Es la unica razon que te admiro por tu TRASPARENCIA No le tienes miedo a las criticas , a perder audiencia en tu programa solo por hacer algo y quedar bien con otros. Estoy 100% de acuerdo con tu voto de protesta, simplemente es asi como tu lo describes, nada mas que algunas personas aunque vean la realidad de lo que es, No lo aceptan….. Yo voto por Ti…. No puedo esperar para ver tu programa el MIERCOLES … todo va estar bien. No pasa nada.

    Responder
  2. Humberto

    TJaime
    Es bueno Emitir un voto de Protesta cuando es aparentemente necesario, pero es Horrible el No ser Solidario con nuestra gente Inmigrante, esa gente que dices que lucha, sufre y se sacrifica en este País; después de escuchar a Donald Trump que eliminara las acciones afirmativas del Presidente Obama si llegase a la Presidencia, crees que en vez de lanzar tu Voto a la basura, lo podrías Solidariamente Ofrecer como VOTO protesta y emitirlo por la Sra Clinton?, ella es la única persona que ha prometido defender a nuestros Inmigrantes; acaso eso no sería una acción de bondad con los más necesitados?
    Jaime por un momento bájate de tu Nube intelectual y ponte la mano en el corazón, pienso que no cuesta mucho y no es un sacrificio el apoyar a nuestra comunidad inmigrante

    Responder
    1. RICARDO

      Jaime.

      Humberto me ha «robado» las palabras de mi boca. Mr. Trump estara eternamente agradecido contigo y todas aquellas personas que emiten su voto de protesta. Viendolo de este punto de vista, creo que eres, al menos en esta eleccion, un claro republicano en el closet.

      Enhorabuena Humberto !

      Responder
  3. Oscar

    Jaime,

    Imagínate que tu hijo fuera un dreamer. Imagínate que llegaste legalmente y a pesar de hacer todo bien, los papeles no salieron. Crees que es racional dejar de votar por la única opción que permitiría que los dreamers sigan avanzando? No votar por Hilary en la florida es lo mismo que votar por Trump

    Responder
  4. Gilsis Bocalandro

    Hoy en la manana ejerci mi voto. A solo segundos de entrar a las urnas me sentia en una disyuntiva absoluta. Al igual q tu, sumaba y restaba y las cuentas no me daban. Casi voto por el libertario pero si lo hacia le regalaba mi voto al mas peligroso de las dos opciones con reales probabilidades de ganar. Tome mi boligrafo y vote. No muy convencida, pero un voto de protesta no es lo mas recomendable en la voragine q estamos viviendo. Dios bendiga America!

    Responder
  5. Mauricio Castro

    Jaime, yo creo que no estamos en un momento para tener un voto de protesta. Tenemos que pensar que no todos vivimos en una posicion acomodada en la que el futuro presidente no afectara la vida de las demas personas. La frialdad con la que Trump se refiere a los immigrantes como violadores y vendedores de drogas es alarmante. Dice que deportara ilegales. Piensa en cuantas personas van a tener a su familia dividida. Imaginate que tu seas ilegal trabajando y manteniendo a tu familia con el sudor de tu frente, pero que con el nuevo presidente te tengas que separar de tu esposa e hija por ser ilegal. Por otro lado, tu sabes que los mayores opositores al derecho de la comunidad LGTB son los republicanos? Me imagino que sabes que en muchos de los estados republicanos como Carolina del Norte y Mississippi han restringido el uso de banos de servicio publico para grupos de la comunidad LGTB. Te imaginas que otros derechos pueden ser limitados teniendo a Trump de presidente? Otro punto que refuto es que hablas de Trump como un empresario ejemplar. Se dice que estuvo en quiebra y que refloto su negocio. Primero, el negocio inmobiliario fue heredado de su padre. Segundo, que Trump tiene denuncias de no pagarle a sus socios. Ademas por lo que se sabe, en 1995(en pleno auge economico) declaro grandes perdidas, por 80 millones. Al parecer esta perdida, ha sido usada como escudo fiscal para no pagar impuesto por 18 anhos! Eso no te hace inteligente, eso te hace egoista, codicioso y alguien en el que no se puede confiar. Pero, lo peor de todo es que no se sabe porque no ha revelado sus impuestos, lo cual lo han hecho absolutamente todos los candidatos desde 1974. Que esconde? No se sabe. Un capitalista honesto y exitoso seria Warren Buffet, Bill Gates, o Mark Cuban, no Trump. El ego como un rascacielos es positivo? No lo creo, quiere denunciar a cada persona que esta en su contra, no acepta criticas. Me sorprende que eso lo consideres como algo positivo. Uno tiene que saber afrontar criticas y no diezmarse, pero el vivir en un mundo de negacion donde uno mismo siempre tiene la razon es peligroso. Los presidentes que se consideran(ban) intocables e incluso semidioses como Kim Jogn Un, Stalin o Hugo Chavez sabemos cuanto mal le han hecho a sus paises.

    No soy ningun fanatico de Hillary, y estoy de acuerdo que actua hipocritamente con las demandas sexuales de Trump cuando su esposo ha pasado por lo mismo, o el porque quiere llegar a la casa blanca donde ya ha estado durante 8 anhos. La verdad me descuadra esa figura tambien. Pero en cuanto a Bengazi y los emails te diria que cuando Bush fue presidente hubieron 66 muertes por atentados a las embajadas gringas(a comparacion de 4 en Benghazi). Mi punto es que nunca se busco un culpable como si se ha hecho en el caso de Hillary. Se busca de manera desproporcionada encontrarla culpable. Ademas que los gringos ya se han tirado $7 millones investigandola y no logran encontrarla culpable. Esos $7 millones son pagados con nuestros impuestos por cierto. Ademas, Bush ha eliminado 22 MILLONES de emails. Nunca se ha hecho una busqueda exhaustiva de que pueda haber enviado en esos emails usando servidores privados. En fin.

    Por ultimo, te falto agregar que Trump cree que el calentamiento global y la contaminacion es una farsa.

    Solo quiero que pienses estas dos preguntas. Cuantas personas y familias (blancos, afroamericanos, latinos, musulmanes, judios, homosexuales, heterosexuales, ricos, pobres) se veran perjudicadas con la presidencia de Trump y Cuantas con la presidencia de Hillary? Vale un voto de protesta cuando la vida de estas personas pueden ser arruinadas con el/la proximo presidente?

    Responder
  6. Milagros

    Me hicieron una llamada telefonica porque precisamente iba a votar por Gary Jhonson pero la persona del otro lado de la li ea me dijo q los vitoa a otros candidatos seran contra Hillary y a favor del payaso asi q no me quedo otro remedio de los males el menor a mi entender….

    Responder

comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.